EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

24.10.07

Un clásico: Kaleidoscope (1980) de SIOUXSIE & THE BANSHEES.

Siouxsie & the Banshees, por su sonido y estética, es la banda de los ochenta por antonomasia. Es cierto que la primera formación procede de 1.976 y que oficialmente se disolvieron en 1.996, pero el punk de sus dos primeros discos, The Scream (1978) y Join Hands (1979) no termina de funcionar y no supieron adaptar su música a los nuevos aires de los noventa, asi que su periodo creativo más reseñable coincide con la citada década.

Alrededor de Siouxie Sioux (Susan Dallion) estuvieron gravitando varios músicos, logrando la formación más estable y productiva con el bajista Steve Severin, el batería Budgie y el ex Magazine John McGeoch a la guitarra. Por ahí también anduvo Robert Smith y con una participación que va más allá de lo anecdótico: Fue guitarra en la gira de 1980 en la que The Cure teloneaba a la banda y cuando en 1982 sustituyó a John McGeoch en plena gira de A Kiss in the Dreamhouse se convirtió en miembro estable de la banda. Como tal interviene en el álbum en directo Nocturne (1983) y en Hyaena (1984). Robert comentó posteriormente que en aquella época, tras el Pornography, acusó la presión de ser líder de una banda de éxito que había llevado hasta el límite su fórmula, de modo que ser secundario en el grupo de Siouxie le sirvió de terapia. Luego terminaron cruzándose insultos en la prensa, pero esa es otra historia. No acaba aquí su relación con los Banshees: Steve Severin y Robert Smith formarían THE GLOVE para editar un único disco que merece la pena tener.

Con Kaleidoscope pusieron las bases del sonido que desarrollarían en los siguientes trabajos. Dejaron atrás el punk embarullado y se decantaron por ese sonido limpio y denso a la vez que les puso a la cabeza del movimiento postpunk de corte gótico. Pero lo más importante es que en este álbum la mitad de las canciones son hits inapelables: Happy House, Trophy, Hybrid, Cristine, Desert Kisses y Paradise Place sonarán en la práctica totalidad de los conciertos posteriores de la banda hasta su disolución. Todos los instrumentos reclaman su protagonismo y la producción cruda del disco lo permite. No sólo tiene momentos de gloria la guitarra, pletórica de efectos y arpegios, sino también la batería, una de las más potentes, personales y creativas de la historia de la música (Trophy o Hybrid) y el bajo de Severin (Tenant o Desert Kisses) que es el compositor principal del grupo. Mención aparte merece la poderosa y versátil voz de Siouxie, entre las mejores voces femeninas de todos los tiempos.

En mi disco original, reedición remasterizada, contiene las demos (de relativo interés) y el single Israel, otro temazo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal