EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

3.4.08

Un clásico: "Mi fracaso personal" (1999) de ASTRUD

Nadie estaba preparado en este país cuando Manolo y Genís publicaron en 1999 “Mi fracaso personal”. Tanto su música (únicamente guitarra acompañada de bases y arreglos programados) como sus letras eran una auténtica provocación que acentuában en directo sobre un escenario. Además, en cierto modo se les podía considerar clasistas, en el sentido que representaban a una juventud urbanita culta. Con esas características tan marcadas, la división de opiniones en el mundo “indie” era inevitable, división que aún se mantiene hoy en día.
-
-
“Mi fracaso personal” sentó las bases de la música que ASTRUD han venido desarrollando hasta el momento actual y contiene algunas de las mejores muestras de ese pop fresco que practican. Las letras de Manolo, de las mejores que se han escrito en español, abordan las múltiples vertientes del “problema” del amor desde lo cotidiano: Las relaciones “repensadas” en “Tres Años Harto” o “Cambio de Idea” (“y mi nueva idea es cóncava donde la otra era convexa, esta hidráulica mental no la comprendo”), la ilusión por el amor desconocido en “¿Cómo Voy a Saberlo?” que rápidamente se marchita en el momento que se conoce “Todo lo que me pasa x 2” (“otro nombre otra cara, lo demás no va a cambiar”) o los patéticos arrebatos de dignidad del que ha sido abandonado en “El Amor Era Esto”. Creo que ya he dicho en alguna ocasión que las letras de Manolo tienen mucho que ver con las películas de Woody Allen porque ambos se acercan con un pesimista sentido del humor a las inestabilidades emocionales y neurosis modernas. Eso sí, también hay sitio para el hedonismo y la risa sin segundas. Como ejemplo, aquí va “Bailando”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal