EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

13.5.09

EXTRAPERLO – Desayuno Continental.


“Mushroom Pillow” se está convirtiendo en una marca de garantía: La banda que publica allí tiene asegurada calidad y repercusión (dentro del “indie”, se entiende). Esas son las características de los debutantes EXTRAPERLO, que nos regalan uno de los discos nacionales del año.

Su estilo es más “tropicalia” (no hay que desaprovechar la ola), de hecho el bajista del grupo es también miembro de EL GUINCHO y han contado con la colaboración de Pablo Díaz Reixa. Pero en su viaje a África y a América Latina en lugar de utilizar un avión se han montado en una máquina del tiempo que les ha llevado a los años ochenta, ya sabéis, Talking Heads y tal. El toque rico-rico del cocktail viene de unas gotitas de RADIO FUTURA Y GOLPES BAJOS (innegable en “Noche en la Montaña” o “¡Haah!”) y un chorrete de electrónica trotona. Y si hay que ponerse funky (“Fantasmas”), pues nos ponemos.

Así lo explican ellos mismos en su nota de prensa: “La curiosidad de los cuatro extraperlos hace que su propuesta esté fraguada a base de sueños, de cruces imposibles que, a priori, parece que sólo podrían imaginar. "Desayuno continental", el primer gran debut nacional del año, es un gran mosaico de ideas entrelazadas, de sonidos mediterráneos que colisionan con el pop de medios tiempos elegantes de Orange Juice, Pale Fountains o The Lilac Time. De africanismos y furor juvenil, de electrónica "arreglada" y sonidos exóticos que no sólo evocan sino que te transportan a ese mundo tan poco terrenal en el que se movían Martin Denny o Eden Ahbez. Este "Desayuno continental" es como la versión rematadamente contemporánea de la exótica, porque tiene una capacidad evocativa difícil de encontrar en la nueva hornada de bandas de pop globalista.”

Estimulante descaro y falta de prejuicios (sólo hay que escuchar las letras) para hacer unas canciones que nos suenan pero que queremos volver a escuchar por lo bien hechas que están. Esto es pop, en ocasiones electrónico (véase, por ejemplo, “Cavalcade”) y siempre soleado (aunque también un poco melancólico), construido con una guitarra cristalina inspiradísima, un bajo y percusiones muy marcadas para indicarnos el ritmo del baile y unos teclados muy en su sitio. La producción, o más bien falta de ella, es otro acierto porque le da un aire muy amateur, muy de maqueta, que encaja a la perfección con lo que el grupo quiere transmitir.

Te pido Dios mío, que la canción del verano salga de este disco.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal