EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

30.6.10

THESE NEW PURITANS - Hidden

“Beat Pyramid” era un buen disco, pero su trillado revivalismo post-punk no aportaba lo suficiente como para sacar cabeza en ese pelotón en el que militan decenas de bandas británicas carne de festivales de serie media y pequeñas reseñas en prensa especializada. Por eso sorprende tanto que THESE NEW PURITANS den este golpe encima de la mesa con un disco tan estimulante donde la experimentación les ha llevado a ampliar sorprendentemente sus influencias y fronteras estilísticas. Inevitablemente me viene a la cabeza lo que supuso el “OK Computer” para RADIOHEAD.

Quitando los cortes orquestados (hasta trece vientos y coros ha manejado Jack Barnett, vocalista y compositor del grupo, para lo que tuvo que aprender a escribir música sobre pentagrama), si hubiera que resumir el sonido del álbum en una palabra sería “percusión”, de todo tipo, desde taikos japoneses hasta tambores pasando por cajas de ritmos, pero siempre en primer plano. Eso consigue transmitir al oyente un incómodo sentimiento de peligro, de opresión, de combate en definitiva que nos remite a los primeros KILLING JOKE, influencia que nadie cita en todo lo que he leído, pero que me parece más que evidente tanto en el sonido como en la filosofía de “Hidden” (¿es casualidad que una de las canciones más conocidas de KILLING JOKE se titule “wardance”?). El esqueleto percusivo de las composiciones luego se matiza con ricos, pero precisos, arreglos orquestales, ruidos de sables, cadenas, pianos, trompetas... ¿Y guitarras? Pues resulta que estamos hablando de un disco de rock con apenas guitarras.

Por canciones ‘We Want War’ se convierte en una declaración de que van a morir o vencer y no toman prisioneros: Un tobogán de más de siete minutos donde tienen cabida ritmos de hip hop, remansos de orquestación y coros clásicos, samples y folklore. El camino difícil también es el escogido en “Drum Courts—Where Corals Lie”. Luego hay canciones más concretas, más de pegada inmediata como “Three Thousand” ‘Fire-Power’, ‘Attack Music’, ‘White Chords’.

En definitiva una obra tortuosa, compleja, que si no la desechas a las primeras escuchas ejercerá un oscuro magnetismo sobre ti. THESE NEW PURITANS nos ha planteado con “Hidden” más incógnitas que respuestas, veremos si son capaces de despejarlas en el futuro porque tienen algo muy grande entre manos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal