EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

20.7.11

SUPER BOCK SUPER ROCK 2011

Encerrar 35.000 personas en un pinar nunca es buena idea, salvo que se les quiera castigar por tener gustos musicales desviados. Al menos con las infraestructuras adecuadas puede llegar a ser un lugar habitable (no digo cómodo), pero no era el caso. No me importa sufrir un poco si luego puedo disfrutar de la música, pero en esas condiciones y con tanta gente tampoco era el caso. Total, que diez años después de jurar en el FIB que nunca más volvería a sufrir para ver a una distancia de 1 Km un concierto, vuelvo a caer, con los agravantes de que ahora tengo diez años más y de que en el SUPER BOCK SUPER ROCK no vendían ginebra.
-
El primer día me perdí a una de mis prioridades del festival, THE WALKMAN, por contratiempos logísticos causados por la masificación, así que empecé con EL GUINCHO mientras tocaban en el escenario principal los mediocres THE KOOKS. Los problemas de sonido le hicieron la vida imposible y cuando los resolvió me di cuenta de que me estaba aburriendo. BEIRUT fue agradable, aunque oídas las canciones una detrás de otra se pone de manifiesto que es sota, caballo y rey. Casi me cuesta la vida ver a los ARCTIC MONKEYS en primera línea de fuego, así que mi atención se centró más en sobrevivir que es escucharlos. Supongo que estuvieron bien, no engañan a nadie, ofrecen canciones atropelladas de dos minutos sin grandes complicaciones que parece que es lo que les pide la gente. Mi cuerpo y mi mente a altas horas de la noche con todo lo que había sufrido me impidió disfrutar como se merecía de la sesión de JAMES MURPHY. Seguro que en otras condiciones lo hubiera pasado muy bien.
-
El segundo día, después de ver a RODRIGO LEAO (bueno) y a THE GIFT (malos) a una distancia de seguridad, supuse que el público de PORTISHEAD sería más tranquilo que el de ARCTIC MONKEYS así que me aventuré a tomar una buena posición. Efectivamente fue el mejor concierto del festival para mí, simplemente doy por buenos todos los padecimientos por asistir a un directo perfecto en lo musical (sonaron sus clásicos junto a una nutrida representación de su último álbum) y en lo visual (las pantallas no mostraban las típicas imágenes del grupo actuando, sino que eran tratadas hasta el nivel de videoarte de creación simultánea). Agoté todas mis energías para el concierto de ARCADE FIRE, el más multitudinario del festival. De lejos me pareció tan certero como el que dieron en Madrid.
-
El último día comenzó con IAN BROWN, ejemplo de que hay personas que no pueden permitirse egos excesivos. Terminé con THE STROKES, grupo al que le perdí en interés desde su segundo álbum, así que desde la cómoda distancia asistí sin mucho entusiasmo a un buen concierto perfectamente prescindible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal