EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

7.12.09

NATALIA LAFOURCADE – Hu hu hu

Este es el disco que me ha dado a conocer a la mexicana NATALIA LAFOURCADE, cuarto en una carrera musical que va para ocho años. En principio parece que quiere moverse por los territorios del moderno folk íntimo de sus compatriotas JULIETA VENEGAS y XIMENA SARIÑANA o de la canadiense FEIST. Sin embargo, su complejidad compositiva la acercan más a CORTNEY TIDWELL y sus arreglos de juguete, estética y ecos “lo-fi” a COCOROSIE. Las canciones aparentan sencillez, pero lo cierto es que están primorosamente adornadas de detalles hasta el barroquismo, con estructuras que se quiebran y mutan con una libertad e imaginación sorprendentes.

Las trabajadas letras, deliciosamente cantadas, nos hablan de amor, de ese a pecho descubierto tan inapropiado en estos tiempo de inteligencia emocional. Como bien retrata NATALIA LAFOURCADE, el amor es un sentimiento “incómodo” con muchos efectos secundarios negativos (vulnerabilidad, desasosiego...) que algunos no se pueden permitir y muchos prefieren evitar, pero tener miedo al amor es tener miedo a la vida.

Tengo miedo que el tiempo
venga y me coma.
Tengo miedo que el viento
robe mi voz.
Tengo miedo que ellos
me vean triste,
es por eso que yo
no quiero salir.

Tengo miedo que al baño
le abran la puerta,
que me vean desnuda y
se den la vuelta
y si sigo comiendo
me sube el peso,
es por eso que yo
no quiero salir;
es por eso que yo.

Mami espérame, aléjate de mi,
déjame caerme, déjame salir.
Mami espérame, aléjate de mi,
déjame caerme, déjame salir.

Tengo miedo de noche
que alguien me robe,
que se queme la casa
o haya fantasmas,
escribir más cartas
perder palabras.
Es por eso que yo
no quiero salir.

Tengo miedo de un día
perder mis dedos,
no tener más amigos
que rían conmigo,
resbalar en el hielo,
caer al río,
y es por eso que yo
no quiero salir.
Es por eso que yo
no quiero salir.
Es por eso que yo
no quiero salir.
Es por eso que yo
no quiero salir.
Es por eso que yo
no quiero salir.

Mami espérame, aléjate de mi,
déjame caerme, déjame salir.
Mami espérame, aléjate de mi,
déjame caerme, déjame salir.

Tengo miedo de ti y de tu voz.
Tengo miedo de ti y de tu amor.
Miedo de que mi campo
le dejen de crecer flores de color.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal