EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

21.9.11

MOGWAI - Hardcore Will Never Die, But You Will

En la ROCKDELUXE de febrero de 2011 afirmaba el entrevistador que la carrera de los de Glasgow se caracterizaba por “cierta querencia hacia el inmovilismo”. Como no podía ser de otra manera, la respuesta del teclista de la formación que se enfrentaba al periodista fue negativa. Escuchados detenidamente ninguno de los discos de MOGWAI son iguales y sus tonos son tan variados (desde el gris melancólico al rojo de la rabia), que difícilmente podemos considerarlos como un grupo estancado. Otra cosa es que su paso sea el de la tortuga, animal que vive muchos años principalmente por su virtud de pasar desapercibido y no dar pasos en falso. MOGWAI llevan trece años publicando regularmente al margen de etiquetas, modas, críticos... no tienen ni un disco del que tengan que arrepentirse y pueden subirse al escenario con la cabeza bien alta.

Con los años MOGWAI han ido dejando atrás las canciones “susto” de sus inicios, esto es, composiciones fragmentadas de remansos de silencio y repentinas explosiones de ruido puro que luego sostenían durante minutos en perjuicio de nuestra salud auditiva. Ahora las canciones son más trotonas, más dinámicas, y aun cuando el ruido no ha desaparecido, ahora no es el protagonista, sino un elemento más de las composiciones. Las guitarras ronronean (como en la gloriosa en “Rano Pano” o en “You´re Lionel Richie”) como una amenaza de que podrían hacer si quisieran, pero ahora es el piano/teclado el que toma el peso en las canciones, sin perjuicio de que en sus progresiones hacía el éxtasis acabe apareciendo el torbellino de ruido (“White Noise”, “San Pedro”...). Si me parece más novedosa una canción como “Mexican Grand Prix”, con una base rítmica metronómica y teclados vintage que nos remiten al “krautrock”, una evolución bastante lógica para el futuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal