EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

30.6.12

JOHN TALABOT – fin

A falta de seis meses para terminar el año, yo apostaría a que “fin” será el disco nacional del 2.012, aunque hablando de JOHN TALABOT lo de “disco nacional” se queda un poco pequeño porque el barcelonés ha pulverizado las fronteras geográficas tanto como ha difuminados las fronteras estilísticas con su música.
Aunque la mayoría de los temas tienen una pulsión rítmica que invita al movimiento, JOHN TALABOT entiende su álbum como una oportunidad para alejarse de las pistas de baile (a salvo “When the Past was Present”) y dirigirse a un consumidor de música electrónica de “morro fino” al que satisface sobradamente con unas pistas reposadas y sopesadas, exuberantes de matices, arreglos certeros (las “cuerdas” de “Last Land” son gloriosas), de atmósferas y recovecos compositivos, todo muy  orgánico, con estructuras más cercanas al pop (sobre todo en los cortes vocales) de las mostradas en sus Ep´s previos.
Para lo que suele ser habitual en los Larga Duración de música electrónica, sorprende “fin” por  la estimulante variedad de la propuesta, hasta el punto de que, aun manteniendo cierta unidad, no pude decirse que el disco “suene a esto o a aquello” (si acaso a la electrónica de los noventa), incluso no hay dos temas que se parezcan. Efectivamente se alternan canciones que entran como la seda por nuestros oídos (“Depak Ine”, “Journeys”, “Estiu”…) con otras más esquivas, algo oscuras, como “Oro y Sangre”, “Missing You”, “Last Land”… y hasta medido “experimentos” que incitan amablemente a quien escucha a transitar nuevos territorios (esa banda sonora de película de ciencia ficción de los ochenta que es “El Oeste” o “H.O.R.S.E.”), todo ello sin perder el equilibrio. Incluso habemus hit: “So Be Will Now…”. Lo dicho, si no es disco del año por ahí le va andar.

4 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal