EL PORQUÉ DE MIS PEINADOS

La música popular "independiente" vista por un aficionado. Hoy el problema es el exceso de información. Podemos conseguir de modo gratuito (e ilegal) cualquier tipo de música, además de los medios de comunicación generalistas hay medios especializados incluso en concretos estilos músicales, cada vez se edita más música... En fin, que la cuestión está en seleccionar y ahí es donde entro yo. Imaginad el tiempo y dinero que os vais a ahorrar.

17.2.06

ARCTIC MONKEYS: Whatever people say i am thats what i am not

Cómo pasa el tiempo... Llevamos ya 5 años de grupos de jovencitos bien vestidos y peinados tocando canciones de hace 30 años (o más). La pose rock y las canciones sin pretensiones de 2 minutos y medio fueron bien recibidas cuando a principios de esta década el post-rock mostraba claros signos de agotamiento del discurso. Pero el ciclo va concluyendo: Los Strokes ya han caído en desgracia, el segundo disco de Franz Ferdinand no ha sido recibido con tanto entusiasmo como su debut y los Kaiser Chiefs parece que no son capaces de salir de las islas.

En un contexto en el que pintan bastos llegan los Arctic Monkeys ofreciendo más de lo mismo. ¿Por qué?. Pues porque hay que estrujar la gallina de los huevos de oro un poco más antes de rajarla. Los menos culpables de todo esto son los grupos que se ven envueltos en estas vorágines de deseos de novedad y tendencias. Y si son culpables de algo, en el pecado llevan la penitencia: Cuando la prensa deje de decir bobadas y la discográfica les rescinda el contrato a la altura del tercer disco, serán tirados a la basura como un pañuelo de papel.

Escucho los los Arctic Monkeys y pienso en los grupos habrá en Gran Bretaña haciendo lo mismo que estos pollos. En cada barrio tres o cuatro por lo menos. Chavales que no han llegado a los 20 años aprendiendo a tocar los instrumentos haciendo versiones de sus clásicos de cabecera. Una pequeña variación y ya tienen una canción propia. Algunos seguirán tocando en el garaje de la casa de los padres hasta que encuentren un trabajo estable. Otros, como los Arctic Monkeys, venderán millones de discos por haber mandado su maqueta al sitio oportuno en el momento oportuno. Por supuesto su maqueta es de canciones con pequeñas variaciones. Si la industria les hubiera dejado un poco más en el garaje a lo mejor hubieran hecho algo grande, pero no hay tiempo, la rueda tiene que seguir moliendo grano.

Personalmente me recuerdan mucho a los Strokes: canciones de sonido garagero gracias una producción cruda y la voz del cantante, indolente o desgarrada según el caso. Puede que los Arctic Monkeys tengan mayor amplitud de referencias. Sí, otra vez hablando de referencias... Algunos hablan de los ochenta... Yo no lo veo tan claro. Si acaso algo de la New Wave más heredera del Punk. Me parece que el ingrediente principal son los Stooges y grupos similares de finales de los sesenta. Hay buenas canciones (A certain romance, Mardy Bum o I bet you look good on the dancefloor), pero a mí ya me empiezan a aburrir.

2 comentarios:

  • A las 5:26 p. m. , Anonymous Asane ha dicho...

    Completamente de acuerdo. A mediados de los noventa nos invadieron con aquello del Britpop y ahora nos están vendiendo un montón de grupos que suenan todos igual (o casi igual), que no aportan nada y que siempre se convierten en la última moda cool.

     
  • A las 6:09 p. m. , Blogger el porqué de mis peinados ha dicho...

    El Britpop es un ejemplo estupendo. ¿Dónde están la mayoría de ellos, por no decir todos? Los ingleses llevan unos cuantos años vendiendo humo

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal